Featured Slider

Cosas worth-clicking on



Pasados los 42 días del primer mes del año, marca el tiempo perfecto para publicar en el blog después de un (blogger) letargo poco deseado.

En el 2016 publiqué un artículo llamado "Thing you should be clicking on 2016", en el que curé sitios/blogs/música en internet para darle click en el año. Soko y The Messy Heads marcaron un antes y un después en la vida.

Una guía millennial de la interweb.

Baudelaire





Baudelaire. No el poeta, la canción.
Angus and Julia Stone, su disco nuevo: Snow, como musa de septiembre. 

Vivo los días poniendo en mi instagram que la ausencia mediática - como consecuencia de la combinación trabajoestudio- me hace sentir impotente. Que alguien escriba "Cómo se logra crear contenido bueno y consistente mientras se trabaja y se estudia full-time, a guide for dummies  millenials". Suena a algo que tendría varias referencias a Life of Ky.

Cuando hacía los posts sobre mis viajes, mientras escribía el de Amsterdam, y ya iba por casi 500 palabras, por alguna razón se borró todo. Todo lo que es sentirse como ese escritor de la generación decapitada al que se pierden sus escritos en un naufragio. 
En fin, este es el intento de dejarle apagar al blog. -Aprovechando la oportunidad para mostrarle al mundo (micromundo), lo maravillosos que son mis TUK.
Fotos de la mano de Roberto Ayala. 

r e p - c h e c a

PRAGA

Como que escribir el nombre de esta ciudad en helvética no le hace justicia...yo la pondría en por lo menos un Baskerville Bold Italic o mejor en un Lucida Blackletter (este, cachar). 

Fuimos a Praga sabiendo que íbamos a la ciudad de Kafka, que no sabíamos checo y que nos quedábamos en un airbnb. Pero ni bien aterrizamos a Praga (fue el único vuelo que tomamos en el eurotrip), la gente intercambiaba euros por coronas, y ya se sentía el cambio cultural (fashion-wise) entre los checos y los italianos. 

Nos tomó por sorpresa el frío que hacía en esos días, la universidad no te prepara para aguantar 16°C, con un cheapass romper de H&M. 


Cuando uno va sin guía y sin conocimiento extenso previo sobre una ciudad, sus landmarks e historia, es un poco descabellado confiar plenamente en Yelp o Tripadvisor. Pero como en todo, existe la divinidad - exceptuando a Vogue, por favor, petición para su reivindicación - en las ciudades grandes y turísticas, y en estas, en las zonas centrales, están personas que cargan paraguas de varios colores; cada color representa una empresa o un idioma. Estas personas con paraguas en mano, son guías turísticas que hacen tours gratis por las principales zonas de la ciudad. Así que sí, nos contaron mil y un maravillas del Reloj Astronómico, de Carlos IV, de la historia de la Basílica, el muro de John Lennon (spot totalmente aglomerado por millenials con cámaras de lomography), algo sobre el Callejón del Oro, las historias sobre los judíos en la II Guerra Mundial, etc. 

En conclusión, no perderse los free tours y - en Praga específicamente, no dejar atrás el Tour de la Cerveza - shoutout a toda la gente hispanohablante que conocimos. Nazdravi!

*Tip del día: de preferencia comer goulash cuando no estés bajo los efectos de la amargura post-tour-de-la-cerveza. 

*Tip del trip: mini escapadita para encontrar el restaurante "Ferdinanda". BBB. 

 Lo bueno: comida abundante, menú en todos los idiomas, ambiente genial.
Lo bonito: lugar súper instagrameable.
Lo barato: más que ideal para viajeros on a budget que se quieren dar un cuasi-lujo.