Prelude 2017

Podría escribir un ensayo lleno de argumentos acerca de cómo en el 2017 vendrá la dicha, la abundancia, la suerte...- acompañado del siempre protagonista "sorpréndeme"- pero, prefiero guardarme eso, porque ser sufridor es más aceptado por la comunidad post-internéticaymillenial. Pondré al 2016 como el peor villano de todos. Y poner, tal vez, una o dos canciones de, quién sabe...TLOP o Starboy para no querer romper a llantos cada vez que alguien pronuncia dosmildieciseis. 
Si mi blog fuese a hablar de chakras, empezaría por escribir el know-how de alinear el del corazón o al menos no torcerlo más, pero con terminología amateur; o de la importancia del tercer ojo y del mundo de los sueños, y proyecciones astrales, y cómo intentar adentrarte en el mundo de lo lúcido sin tener que preocuparte por las siestas intermitentes y/o ansiedad que demandan. Gasp. 2016.
Si mi blog fuese a hablar de la cultura pop, me serviría un vaso de vino en cartón para comentar cualquier award show, invitaría a los monsters para hablar de Joanne, a los arianagranderos (o como se llamen) para hablar de la teoría de la evolución de AG y finalmente discutir el hecho de que James Corden nos ha hecho felices a todos. Sigh. 2016.

----intermission----

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada